¿Cómo alimentar a la creciente raza humana en medio del calentamiento global?

Publicado originalmente en La Voz, Edición April 2012.

Por Jessica Delgado

La súper tierra ya no es un misterio

Permanecemos en la tierra gracias a lo aprendido de nuestros ancestros, pero sobre todo, gracias a los beneficios que nos brinda para obtener la comida que tanto nos gusta, y que necesitamos para sobrevivir. La cantidad de lluvia, sol y nutrientes que entran a la tierra cambian los tipos de alimentos que obtenemos en distintas partes del mundo. Con los cambios climáticos actuales y el continuo aumento de la población mundial, va a hacer falta más comida, y que sea producida más eficientemente. Agregando la súper tierra, biochar o agrichar, a las cosechas podría crear tierras más fértiles y adaptables a los cambios climáticos y brindarnos más alimentos para las generaciones del futuro.

¿Qué es biochar?

Biochar es una clase de carbón creado en un proceso de combustión incompleta a baja temperatura llamado pirólisis. La biomasa que se utiliza inicialmente puede transformar muchos tipos de residuos orgánicos en biochar, que se puede utilizar como enmienda en tierras agrícolas, para sustituir otras clases de combustibles o para secuestrar carbón en la tierra. A diferencia de un fuego normal, la pirólisis atrapa el dióxido de carbono en el biochar en vez de soltarlo a la atmósfera.

¿Cuándo se empezó a usar el biochar?

Esta tecnología data a más de 8.000 años en terrenos indígenas del Amazonas brasilero. Estas sociedades antiguas utilizaban la “terra preta” o tierras negras para incrementar sus cosechas agrícolas. Esta super tierra puede ser producida y comercializada a mayor escala para intentar solucionar muchos de los problemas ambientales y agrarios actuales.

¿Cómo se podría utilizar para fecundar la tierra?

El biochar se puede usar para incrementar la fertilidad de la tierra, la cosecha anual y su productividad, ya que modula el agua y la nutrición de la tierra, debido a su consistencia porosa. Cuando hay escasez de agua, el biochar puede conservar el agua y soltarla lentamente a las plantas. Cuando hay exceso de agua, el biochar actúa como una esponja y ayuda a prevenir inundaciones.

¿Cómo se podría utilizar como combustible?

Algunas cantidades de gases atmosféricos son creados durante el proceso de pirólisis. Si el aparato utilizado conserva el poco gas que es expulsado a la atmósfera, se puede producir singas, un subproducto utilizable como energía. El aceite biológico, bio-oil, también puede ser un subproducto extraído durante la pirólisis, y puede sustituir el diesel.

Utilizando la biomasa pirolizada como material de entrada para generar calor, carbono, enmienda agrícola o bio-energía, los investigadores han encontrado que se secuestra más carbono en este proceso que con las condiciones del ciclo natural del carbón. Del 50% de las emisiones de carbón orgánico que se producen en la atmósfera durante la pirólisis, hasta un 25% se puede conservar en la tierra. Del porcentaje restante, aproximadamente un 5% es liberado al ambiente, sin embargo, el sobrante 20% del carbón podría ser eliminado de la atmósfera ya que se reducirían emisiones creadas por combustibles que se sustituirían con una forma de bio-energía creada.

¿Cómo se podría utilizar para secuestrar carbón?

Este proceso tiene la capacidad de reducir la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) en el medio ambiente, mas aún que el proceso natural de fotosíntesis, que no conserva ningún porcentaje del carbón que se recoge de la atmósfera. Como secuestrador de carbón, el biochar presenta numerosos beneficios ecológicos, además de su capacidad de transformarse en un gran beneficio económico cuando se utiliza como enmienda agrícola.

¿Cómo se puede utilizar a pequeña o gran escala?

El biochar ha probado ser una solución viable para reducir las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera y por eso se usa actualmente en todo el mundo, a pequeña escala, y para servir de enmienda en tierras saturadas o propensas a sequía. Pero todavía no se ha creado un marco político que podría ayudar a expandir la producción de biochar a gran escala. Mucha de la investigación en torno a este tema ha sido orientada a los orígenes de la “terra preta” y de las posibles biomasas que se podrían utilizar en la pirólisis, pero se necesita mas trabajo con respecto a la creación de un marco político global.

About Jessica Delgado