¿Como afectará el cambio climático al Valle de Hudson?

Publicado originalmente en La Voz, Edición Febrero 2012.

Por Ariadne Prior-Grosch

Desde el año 1970 la temperatura promedio anual en el estado de Nueva York ha subido 2.4°F. Este aumento en temperatura representa sólo una fracción del potencial del calentamiento que podemos ver durante los próximos sesenta años. Recientemente la Autoridad de Desarrollo e Investigaciones de Energía del Estado de Nueva York (NYSERDA) publicó un informe indicando cómo se verá afectado el estado de Nueva York por el cambio climático y cómo se puede responder.

Los riesgos relacionados con el cambio climático afectarán a la economía y el medio ambiente de Nueva York, pero existen oportunidades para adaptar y mitigar las vulnerabilidades del estado. Con el cambio climático, los efectos más observables serán la frecuencia e intensidad de eventos extremos metereológicos, como inundaciones, sequías y períodos de temperaturas calurosas. Estos eventos extremos crean desafíos para la producción de energía, la agricultura, el abastecimiento de agua y la gestión de enfermedades relacionados con el calor. Sin embargo, las diferentes regiones de Nueva York corren riesgos específicos.

Los científicos estiman que la temperatura promedio en el Valle de Hudson en los años 2050s será 3 a 5 grados más alta que ahora y en la década de 2080, entre 4 a 8 grados más alta. Por eso, las oportunidades para disfrutar de deportes del invierno como esquiar se reducirán al igual que los bosques de abetos. Al mismo tiempo, los veranos serán más largos y habrá nuevas oportunidades de explorar las actividades de clima cálido como la natación y la navegación. Lamentablemente, con los cambios en temperatura en el Valle de Hudson es posible que disminuyan las variedades populares de manzanas de la región.

Con el aumento del nivel del mar, causado por el derretimiento de los glaciares, el frente de agua salada en el rió Hudson migrará mas arriba. Este fenómeno pone en riesgo de contaminar el agua potable y el abastecimiento de agua potable para la ciudad de Nueva York que viene de varias cuencas en el Valle. Los cambios en temperatura pueden afectar a los especies de pez de río de agua fría, con una caída de la trucha nativa sustituida por el róbalo o lubina. Aunque las inundaciones costeras no afectarán al Valle de Hudson directamente, es posible que las mareas de tempestad viajen por el río de Hudson y afecten nuestra región. A través de diferentes áreas, grupos económicos y hogares, los riesgos y vulnerabilidades son desiguales. Los ancianos serán el grupo más afectado por los impactos negativos incluyendo el asma, agotamiento por el calor, y las enfermedades cardiovasculares.

No todos los cambios serán negativos. El cambio climático también crea nuevas oportunidades para la agricultura con una temporada más larga y caliente y la mayor disponibilidad de recursos hídricos. Los agricultores en el Valle pueden experimentar para ver cuáles nuevos cultivos o nuevas variedades florecen en el clima. Aunque con una temporada más larga, los problemas de malezas y plagas también aumentan.

Los gobiernos del condado y del estado deben invertir en la infraestructura de agua de la región para mitigar los riesgos de inundaciones y sequías. Del mismo modo, el suministro de energía será muy importante durante los veranos calurosos y los fenómenos climáticos extremos y el sistema de energía debe ser capaz de enfrentar esa variabilidad. Además, el estado debe aumentar la vigilancia de los indicadores de clima y salud para alertar al público cuando los niveles de calor, polución, polen o el moho sean peligrosos. Con buena planificación y gestión, el Valle de Hudson puede estar preparado para enfrentar los desafíos creados por la incertidumbre del cambio climático.

Los efectos de más calor en el Valle de Hudson:

-inviernos más cortos

-menos deportes de invierno

-menos bosques de abetos

-veranos más largos

-más natación y navegación

-menos variedades de manzanas

-más oportunidades en la agricultura

-contaminación del agua potable

-menos truchas, más róbalo y lubina

-más asma, agotamiento y enfermedades cardiovasculares entre ancianos

About Ariadne